CESAR STROSCIO
Data: Wednesday, 26 October @ 19:40:00 CEST
Argomento: Poesie - Storia - Letteratura


Bandoneonista, César Stroscio fue uno de los fundadores del mítico Cuarteto Cedrón

Ex fueye del Cuarteto Cedrón, tiene una vasta carrera en Francia. Hasta llegó a musicalizar al Corto Maltés.

El bandoneonista César Stroscio fue uno de los fundadores del mítico Cuarteto Cedrón. Vive en Francia desde que el cuarteto saliera de gira en 1975 y decidiera quedarse allá por los peligros que implicaba volver a una Buenos Aires amenazada por la represión. Disuelto el cuarteto, Stroscio creó en 1992 el Trío Esquina con el que recorre el mundo. Cada tanto vuelve a tocar en Argentina, como el domingo pasado, que se presentó en el Teatro De la Comedia.

Oriundo de Tucumán, descubrió el bandoneón a los diez años, ya radicado en Buenos Aires. "Me enamoré del bandoneón un día que escuché a un chico tocar Cuando llora la milonga de Juan de Dios Filiberto. Mi papá pagó un mes de sueldo para comprarme uno".

Empezó a estudiar en un conservatorio de barrio y a tocar en pequeñas orquestas. Después estudió con maestros como Alejandro Barletta y Francisco Requena, y composición y armonía. En la Universidad de Ciencias Exactas conoció a un primo del "Tata" Cedrón y así se armó el proyecto. Al principio fue el Trío Cedrón-Praino-Stroscio.

¿Enseguida fueron bien recibidos?

No, lo menos que se puede decir es que nos costaba mucho. Era muy nuevo el proyecto del Tata de cantar a poetas como Tuñón o Gelman. Por un lado a los tradicionalistas del tango no les gustaba porque hacíamos temas que no se podían bailar. Y los vanguardistas decían que éramos demasiado tradicionalistas y que no hacíamos una evolución.

Tenían entre 22 y 24 años y tocaban en universidades. En 1965 ellos mismos abrieron un local en la calle Talcahuano 360 (un ex tablao de flamenco), lo arrreglaron ayudados por amigos artistas plásticos y lo llamaron Gotán, el mismo nombre del libro que Juan Gelman acababa de publicar. Fue un éxito inesperado. Allí tocaron desde Astor Piazzolla hasta La Porteña Jazz Band.

Piazzolla creó en esa época muchísimos temas del Quinteto y los estrenó allí. "Por ejemplo Tango diablo, Canto de octubre, Retrato de Alfredo Gobbi —enumera Stroscio—, los escribía, el mismo día los ensayaba a la tarde y a la noche los tocaba, es que tenía muy buenos músicos".

La feliz tertulia de Gotán duró sólo un año hasta el golpe de Onganía. Por esa época Paco Ibáñez les abrió puertas en Europa y lo que aquí sólo gustaba en ciertos círculos intelectuales, encantó en Francia y España. Después pasó lo del 75, el exilio.

Cuando se disolvió el Cuarteto Cedrón, Stroscio formó en el 92 su Trío Esquina con Pino Enríquez en guitarra y Hubert Tissier, un bajista francés que hasta el día de hoy no habla una palabra de castellano.

César continuó la tradición de trabajar con poetas, lo que incluye un disco con Juan Gelman. Con poetas e historietistas: en 1998 grabó Los tangos del Corto Maltés, disco que acompañó la reedición en color del libro Tango, de Hugo Pratt. con la historieta del Corto Maltés.

De Francia se le pegó la politese, "sería como la buena educación francesa —traduce—, que tal vez sea una forma de hipocresía pero a mí me gusta". También hay cosas a las que no se acostumbra, como vivir en un edificio y no conocer a los vecinos. "Con mi mujer hacemos lo posible por reunirlos, a ellos les gusta pero no tienen iniciativa, hasta tal punto que el alcalde de París decretó un día del vecino para que se conozcan".

¿Cómo evoluciona el tango allá?

Hay 120 grupos iguales al quinteto de Piazzolla. Ahora, gente que se proponga hacer tango y buscar otra cosa hay poca y en general son argentinos. Es difícil encontrar una salida porque lo de Piazzolla fue muy fuerte






Questo Articolo proviene da Los Chanta Cuatro Con Sabor a Tango
http://www.sabordetango.org/portale

L'URL per questa storia è:
http://www.sabordetango.org/portale/modules.php?name=News&file=article&sid=195